Hace un par de semanas, la dinastía Vergara celebró su aniversario número 20 al mando de Club Deportivo Guadalajara, club del cual son dueños desde el ya lejano 2002.

La muerte de Jorge Vergara en 2019 provocó un cambio en la jerarquización del equipo al tener como nuevo mandamás de la franquicia a su hijo Amaury Vergara, quien con 32 años de edad, tomó el reto de comandar a uno de los equipos más populares de México. 

“El club ha mejorado radicalmente en estos últimos tres años en muchos aspectos: está estabilizado económicamente; estamos, por primera vez en mucho tiempo, en un momento de demasiado potencial para una nueva etapa deportiva”, mencionó Amaury en una entrevista para Diario Récord. 

Y es que la nueva apuesta con Fernando Hierro como director deportivo ha desatado la ilusión en el joven presidente del cuadro jalisciense, quien busca regresar al equipo donde se merece, según sus propias palabras: 

“Nos tiene muy emocionados y estoy muy seguro que con Fernando vamos a lograr regresar a Chivas donde se merece. No dejaré de invertir, de trabajar y de aguantar las críticas. La prioridad número uno es estar en instancias como equipo grande y no descansaremos hasta lograrlo”. 

Además, dejó en claro que, a la dinastía Vergara, todavía le queda mucho tiempo de estancia en Verde Valle, pues aclaró que el equipo no se vende y la posibilidad ni siquiera ha estado presente. 

“…hemos tenido más conversaciones para que el equipo no esté en venta. Mucho menos se ha explorado la posibilidad de vendérselo a un dueño de otro equipo. No creemos que en manos de otro dueño el equipo pueda estar mejor”. 

Con estas palabras, Amaury Vergara presagia un futuro alentador para el Rebaño Sagrado, uno que ya acumula cinco años sin título de Liga y que, con la figura de Fernando Hierro, esperan revertir la situación lo más pronto posible.

Néstor Galindo

Apasionado por el futbol.